EL CHAVISMO Y LA VIOLENCIA A TRAVÉS DEL DINERO

*Rubbi Rada. Magister Scientiarum en Economía. Doctorando en Economía por la Universidad Central de Venezuela.

Observemos, en esta ocasión, cómo es que el gobierno venezolano ejerce de forma directa la violencia contra sus ciudadanos, sin necesidad de armas físicas y substituyendo éstas por una política económica que también es una forma de violencia física directa, mucho más perversa, omniabarcante y pre totalitaria que lo supuesto comúnmente hasta el momento.

Hace miles de años la Humanidad dio un paso abstracto: la substitución de la violencia implícita en el intercambio violento, por el intercambio de un bien por otro bien: el trueque. Era normal, hasta entonces, que una tribu asaltara a otra y la despojara de sus mujeres, de sus niños y de sus bienes, ante lo que se podía esperar el seguro contraataque, reproduciendo así una situación de violencia sin fin previsto, en la cual la ley de Darwin, la de la sobrevivencia del más fuerte, determinante de la evolución de todas las especies, era el carácter violentamente dominante. Poco a poco, con el uso del pensamiento racional (que algunos ven como una casualidad biológica y otros como un carácter fundamental de la naturaleza humana), el intercambio relativamente pacífico de bienes fue teniendo lugar, aunque la situación de desconfianza, al no contar con un patrón de medición del valor de la mercancía, impactaba negativamente en las relaciones humanas.

La misma evolución de los procesos sociales produjo eso que hoy conocemos como dinero, que hasta el día de hoy no ha dejado de evolucionar. Lo que sucedió fue que algunas mercancías comenzaron a destacarse más que otras y eran consideradas de mayor valor, ya sea por su escasez, por la dificultad de su obtención o por su atractivo estético. Conchas marinas, armas manuales y metales preciosos fueron los primeros ejemplos de dinero-mercancía. De modo que el dinero pasó a ser un medio de intercambio, de medición del valor de la mercancía y de depósito de riquezas. Es indudable el carácter pacificador que tuvo la invención del dinero: los asaltos imprevistos ya no eran tan necesarios, bastaba con intercambiar lo que la tribu tenía de sobra, por los bienes que necesitaba y que estaban en manos de la otra tribu, y para esto el dinero era el medio de intercambio. El trueque y su desconfianza inherente también se hizo innecesario: tantas unidades de mercancía equivalen a tantas unidades de conchas marinas, en eso no hay discusión y por ello se asegura la justicia del intercambio.

Miles de años nos separan de la invención del dinero y cientos de años nos separan de su rápida evolución, cuyos hitos determinantes han sido, luego de su invención, los que de manera general aquí os presento: el reproche de la especulación judía, con la invención de la tasa de ganancia de los préstamos, hoy día conocida como tasa de interés o precio del dinero; la época de los fisiócratas franceses, que hacían derivar la creación del valor y de la riqueza de la tierra y de su renta; la etapa mercantilista, posterior a la Edad Media, en la que la acumulación de metales preciosos fue una política de los nacientes Estados nacionales; la invención del papel moneda, hoy día dominante en las transacciones de los mercados internos; la invención de los cheques y pagarés, que el historiador británico Paul Johnson atribuye a la persecución judía y a los intentos de racionalización para la protección de sus bienes; la invención de los bancos europeos, en la cual los judíos también tuvieron una participación más que directa; la invención de los bancos centrales, que con el surgimiento de la economía política, pasaron a responsabilizarse de la gestión de la política monetaria; la substitución del patrón oro por el patrón dólar-papel, que obligó a los Estados a acumular reservas internacionales para asegurar la estabilidad interna de sus monedas nacionales y colocó a los Estados Unidos en un papel de centro financiero internacional; los intentos de substitución del dólar, siendo el más serio, hasta la fecha, el emprendido por la Unión Europea a través del Euro; y los nuevos intentos de crear monedas virtuales que aunque bajamente exitosos, apuntan hacia el futuro de las transacciones digitales.

A todas éstas, la relación inversamente proporcional que se verifica entre el dinero y la violencia se ha mantenido hasta hoy día, con lo que se puede afirmar, basados en este supuesto, que todo proceso o decisión que tenga como fin limitar el uso del dinero, substituyéndolo por otras formas y mecanismos de intercambio, tiene por efecto generar una situación de desequilibrio, cuyo carácter más evidente es la violencia. Así, de este modo, los mercados que funcionan mediante mecanismos de trueques y despojo violento de mercancías, o que funcionan en una situación de escasez de dinero, sea este efectivo, electrónico o digital, generan situaciones esencialmente violentas, en cuanto que la seguridad y el calibre del dinero terminan siendo substituidas por la desconfianza, la coerción y el alza de precios producto de su escasez.

Para ser más específicos en nuestro análisis, afirmo que la terriblemente desacertada políticas monetaria y fiscal del Estado venezolano, que niega la autonomía del Banco Central, mediante el control directo del gobierno sobre el organismo, priorizando una política ideológica demostradamente contraproducente y justificando sus desaciertos con argumentos igualmente ideológicos, crea, al final de cuentas, un propicio escenario para el alza inflacionaria y por lo tanto, su impacto social, en términos de violencia, se hace sentir tanto a niveles macros como a niveles micros.

Esta política esencialmente violenta que el gobierno venezolano ha emprendido en contra de todos los ciudadanos del país, niega todo proceso de evolución del dinero y comprende procesos como: el retorno al intercambio mediante el trueque; el despojo violento de mercancías (saqueos a locales comerciales, robos con armas de mercancías); el uso de créditos bancarios (tarjetas de créditos) para compra de productos básicos; el intento de incentivar el consumo electrónico, en razón de la escasez de dinero efectivo; la baja alarmante de las reservas internacionales, cuyo respaldo mayoritario es en metal oro; la escasez de papel moneda, que ha demostrado, en este caso, el haberse comportado como una mercancía, una escasa mercancía; el deficiente funcionamiento del Banco Central de Venezuela; y los más recientes intentos de substituir la divisa dólar por otras menos demandadas en los mercados internacionales, que obligan al gobierno nacional a recibir yuanes y a transformarlos en dólares. EN OTRAS PALABRAS Y SIENDO MÁS CONCISO, NO HACE FALTA QUE EL GOBIERNO SAQUE A LAS CALLES LAS TANQUETAS PARA QUE USTED SEA AGREDIDO, PORQUE CUANDO VA A LA CALLE Y NO CONSIGUE EFECTIVO Y CUANDO SE VE OBLIGADO A PAGAR ALTAS COMISIONES POR OBTENERLO, ESTÁ SIENDO UNA VÍCTIMA DIRECTA DE LA VIOLENCIA CHAVISTA, QUE HACE USO DE LA POLÍTICA ECONÓMICA PARA SOSTENER, PRECARIAMENTE, SU FORMA POLÍTICA PRE TOTALITARIA. Me niego a creer que estemos hablando sólo de una desacertada política: SE TRATA DE UNA ACTUACIÓN MALIGNAMENTE DELIBERADA, PERVERSAMENTE PLANIFICADA (tal como lo planteé en mi ensayo “Venezuela Pretotalitaria”) y la evidencia empírica, verificable, medible, está a la vista de quien la quiera obtener.

Anuncios

Autor: Global Libertas

Es este un espacio para la reflexión política y económica del más alto nivel y profesionalismo, que tiene por objetivo hacer una contribución a la comprensión de nuestras complejas realidades, propiciando así la búsqueda de soluciones racionales a la grave crisis de gobernabilidad democrática y crisis económica venezolana. Nuestro norte es la comprensión para las soluciones prácticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s