CRÍTICAS Y RECOMENDACIONES ANTE EL MECANISMO DE “PRECIOS ACORDADOS”

*Rubbi Rada. Magister Scientiarum en Economía. Doctorando en Economía por la Universidad Central de Venezuela.

El día 8 de agosto de 2017 el gobierno nacional anunció una nueva medida de control de la inflación que denominó “precios acordados”, que evalúa las posibilidades de acuerdo entre el empresario y el gobierno, con la consideración de toda la cadena de producción y de distribución, junto con la protección de al menos cincuenta rubros de carácter urgente. Siendo así, evaluemos qué consecuencias traerá esta “nueva” política y qué recomendaciones son precisas exponer.

 Supuestos Básicos:

  1. Se excluye del análisis los impactos de las sanciones financieras de Trump sobre los mercados reales (de bienes, de trabajo y de dinero), en cuanto que ninguna firma econométrica los ha medido.
  1. Se excluye del análisis el aumento del riesgo nacional de invertir, en tanto que la Unión Europea posiblemente aplicará medidas sancionatorias, de fracasar un posible intento de diálogo.
  1. Se asume que una alteración de una variable macroeconómica, producto de una política económica, afecta el resto de las variables y el sistema económico en su conjunto.
  2. La proyección que se hace es estadística, como toda proyección económica y como todo acercamiento al conocimiento de la Naturaleza.
  1. El punto de partida es el anuncio de la política de “precios acordados”, anunciada por el gobierno el día 8 de septiembre de 2017.

 

Críticas y Recomendaciones:

  1. Crítica: El gobierno puede opinar que el capitalismo es económicamente negativo; los empresarios, que el gobierno no negocia, impone. Pero hay algo que se sobrepone a cualquier opinión, sobre cualquier preferencia, sobre cualquier posición ideológica y ese algo está allí, tangible, golpeándonos el rostro: la teoría económica, que es teoría porque durante siglos y siglos, se ha encargado de comprobar históricamente sus premisas y conclusiones, apoyándose en la fuerza de la realidad y derribando con la fuerza de la razón y con la comprobación toda postura o ideología política o económica. Pero el gobierno niégase a considerar la teoría económica y públicamente, recientemente sostuvo que “no valen nada”, que “no son reales”, que “no tienen sustento real”.
  1. Primera Recomendación: Aprendan a separar la política de la economía. El momento de hacerlo es hoy mismo. Las lógicas que rigen uno y otro proceso son distintas. Sean prácticos en el asunto y además de asesorarse con “economistas críticos”, escuchen a aquellos cuyo trabajo está en pensar la economía con la fuerza de la razón, que como he dicho, es comprobable, históricamente verificable, difícilmente modificable. Las teorías que combinan la política y la economía, subordinando la última a la primera, están condenadas al fracaso.
  1. Crítica: El mecanismo de “precios acordados” está destinado a ser un catalizador inflacionario en el muy corto plazo. No se puede intentar controlar la inflación sin generar las condiciones institucionales necesarias para ello, toda vez que el sistema de precios no es un sistema aislado del resto del sistema económico y mucho menos, del resto de las instituciones nacionales. De modo que concentrar esfuerzos en el control de una variable, sin dedicar esfuerzos institucionales, impulsa la variable principal (inflación) al alza.
  1. Segunda Recomendación: En diversas ocasiones he propuesto una lista de variables y condiciones institucionales para controlar la inflación, capaces también de estabilizar el sistema económico en su conjunto. De 27 recomendaciones propuestas, 19 son de fácil aplicación, 8 son difíciles de aplicar, 7 tendrían un impacto social negativo superable y sólo seis (6) meses se tardaría en llevarlas todas a la práctica. Esas recomendaciones están allí, al alcance de todos; son verificables, analizables, considerables, las he ya publicado…

 

  1. Crítica: Hay que apelar a la empatía, colocarse en el lugar de los empresarios. El mecanismo de “precios acordados” es visto, desde su perspectiva, considerando la distorsión política y económica nacional, como un mecanismo de control, no de facilitación. El gobierno alega que los empresarios inducen la inflación y que los “bachaqueros” (tráfico de mercado negro) desangran “al pueblo”. La verdad es que a los efectos negativos de la SUNDDE, de la Ley de Costos y Precios Justos, se suma este nuevo mecanismo de control.

 

  1. Tercera Recomendación: Junto con la aplicación de las otras medidas económicas, de aplicación urgente, es necesario que liberen los precios. La historia económica ha demostrado que este es el único mecanismo efectivo que estabiliza los precios y elimina el mercado de tráfico ilegal.

 

  1. Crítica: El gobierno no sabe (o no tiene quién se lo diga) que la correlación entre el PIB y la inflación es negativa. Si la inflación sube, el PIB baja y viceversa. El PIB se compone del consumo, el gasto, la inversión y las exportaciones netas. Si no se procura considerar también estas variables, toda política anti inflacionaria será negativa. El gobierno también anunció medidas sobre estas variables individuales, aunque sin correlacionarlas, así que veremos aquí sus efectos.

 

  1. Cuarta Recomendación: Consideración integral de todas las variables que afectan al PIB, con el empleo de un mecanismo válido, racional, proyectivo, de consideración de costos y riesgos. Este mecanismo se puede tomar de herramientas teóricas previas o simplemente, construirlo. El “Modelo Psicohistoria”, de mi autoría, puede ser empleado para tal fin.

 

  1. Crítica: La situación es que el consumo nacional ha caído y el gobierno, junto a los “precios acordados”, anunció una política para incentivar el consumo, reduciendo el I.V.A para compras electrónicas. Tres consideraciones: 1.- La plataforma tecnológica, en especial la pública, podría colapsar con un aumento de estas transacciones. 2.- Un aumento del consumo es un aumento de la demanda en una situación de escasez, cuestión que generará un efecto inflacionario inmediato. 3.- La demanda de dinero en efectivo podría subir, considerando una falla del sistema tecnológico, lo que elevaría la tasa de compra del dinero (precio del dinero o tasa de interés) tanto legal como ilegal.
  1. Quinta Recomendación: Incentivar el consumo mediante la producción, no hay otra salida. Fortalecer la plataforma tecnológica antes de disminuir el I.V.A.
  1. Crítica: Las inversiones han caído considerablemente y el gobierno pretende incentivarlas, llamando a los rusos, chinos y otros empresarios políticamente simpáticos.
  1. Sexta Recomendación: Ningún empresario serio se sentará a producir si antes el gobierno no es capaz de evitar condicionar políticamente la inversión y de crear las condiciones institucionales propicias.
  1. Crítica: Incentivando el gasto, el gobierno ha aumentado los salarios mínimos y gasta una cantidad enorme en recursos para la campaña electoral regional. Al aumentar la masa monetaria, eleva los precios de los bienes, política contraria a incentivar el consumo electrónico.

 

  1. Séptima Recomendación: Es una recomendación inútil decirle al gobierno que los gastos desproporcionados en campaña aumentan la inflación, pero sí que es necesario decirle que detenga ya mismo los aumentos de salarios mínimos.

 

  1. Crítica: Las sanciones de Trump, las posibles sanciones económicas de la UE y los efectos colaterales de éstas, se harán sentir, tal como ha manifestado el gobierno, en la política venezolana de comercio internacional. De más está decir que esto pudo haberse evitado. Pero lo que no se ha dicho con vehemencia es cuál es el efecto de estas sanciones en el mercado interno.

 

  1. Octava Recomendación: La manera más efectiva de medir estos efectos, que proyecto negativos, es empleando el Modelo de Preajuste Financiero del Doctor Mata Mollejas, único en su tipo, capaz de verificar el impacto de los desajustes financieros en los mercados reales.
  1. Crítica: Todo esto significa que el mecanismo de acuerdo de precios es mucho más complejo que sentarse a conversar con los empresarios, empleando a dos o tres ministros que desde su despacho “despachan” órdenes. Eso sí que es deslastrarse de la realidad económica.

 

  1. Novena Recomendación: El gobierno cuenta con autoridades constituyentes de alcance municipal, cuyo estatuto político y jurídico real es superior al de los alcaldes. Si quieren concertar precios, comiencen “desde abajo” y combinen la política de despacho ministerial con acuerdos de precios mucho más reales, es decir, descentralicen el asunto.

 

Escenarios Proyectados:

  1. En su afán de no escuchar razones, el gobierno seguirá causando el deterioro del sistema económico nacional, sin que exista alguien que lo detenga. Se proyecta una mayor ideologización de los procesos económicos, lo que impactará negativamente en el bienestar ciudadano.
  1. El control de una única variable (precios) generará un efecto inflacionario indefinido (difícilmente medible) y en teoría incontrolable.
  1. El efecto inflacionario se acentúa con este nuevo mecanismo de control de precios. Lo que sí no es indefinido es mi estimación de una subida inflacionaria superior al 50%, aunque la ausencia de cifras oficiales me impide una proyección exacta.
  1. Se proyecta una caída del 10% del PIB para este año, lo que significa un deterioro profundo de las condiciones de vida de todos los venezolanos.
  1. Posible colapso de la plataforma tecnológica bancaria nacional, con aumento del porcentaje para obtener un avance de efectivo, con efecto inflacionario inmediato.
  1. Se proyecta un aumento prácticamente descontrolado de las inversiones chinas y rusas, contrario a la misma ideología del gobierno, contrario a los intereses de la nación, contrario a todo gobierno de la MUD.
  1. En cuanto que no se trata de un aumento de salario mínimo, sino más bien de una fuerte devaluación monetaria del 40%, hay que ser razonables: en una situación de extremo riesgo, el aumento de la inflación será de mucho más del 40% en las próximas semanas.
  1. El impacto de las sanciones de Trump sobre los mercados de productos nacionales se hará sentir aún más en las próximas semanas, pero al no invertirse tiempo en medirlos, con los instrumentos econométricos precisos, el riesgo país aumenta, lo que aleja las inversiones.
  1. ¿Descentralizará el gobierno su política de “precios acordados”, delegando en las autoridades “constituyentes” la función de acordar municipalmente los precios, antes de acordarlos nacionalmente, sabiendo a su vez que esta medida “es como un pasatiempo”?
  1. Siguiendo a Malinvaud y Benassy, insisto en calificar a la economía venezolana de estanflacionaria (caída del PIB y alza de precios), combinada con tendencia al alza del desempleo.

 

Finalmente, el Modelo Psicohistoria (Proyectivo) de toma de decisiones dio como resultado que la probabilidad de que el gobierno acentúe este mecanismo es de un 56,36%; la conveniencia de continuar con esta política es de 40%; y finalmente, la probabilidad de éxito de este mecanismo, tal cual se está llevando a cabo, es de 48,18%, siendo que los riesgos absolutos de decidir son altos, de modo que se recomienda evaluar con más detenimiento la decisión, en cuanto que puede resultar desfavorable.

 

Anuncios

Autor: Global Libertas

Es este un espacio para la reflexión política y económica del más alto nivel y profesionalismo, que tiene por objetivo hacer una contribución a la comprensión de nuestras complejas realidades, propiciando así la búsqueda de soluciones racionales a la grave crisis de gobernabilidad democrática y crisis económica venezolana. Nuestro norte es la comprensión para las soluciones prácticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s