¿Y QUIÉN LIMITA AL PODER ILIMITADO?

*Rubbi Rada. Licenciado en Ciencias Política “Summa Cum Laude” por la Universidad Central de Venezuela.

 

Un mes ha transcurrido desde que se instaló la ANC, con la finalidad, según los mismos convocantes, de promulgar leyes constituyentes, realizar actos legislativos y redactar una nueva constitución. Trataré de discernir, para el caso venezolano, sobre una cuestión sumamente compleja en el ámbito del derecho constitucional: la cuestión de los límites del poder constituyente.

Apelando a su “carácter plenipotenciario”, los distintos poderes públicos nacionales se han “subordinado” ante la ANC, cuya duración se extenderá, según sus estatutos internos de funcionamiento, por al menos dos años más. Es decir, se ha asumido, formalmente, la supremacía de un poder que se coloca sobre todo orden político y jurídico, pero, ¿Es real esta supremacía discursivamente absoluta? ¿Quién limita al poder ilimitado?

  1. La primera consideración que cabe es que los poderes ilimitados no son tan frecuentes en la realidad. La experiencia histórica demuestra que no sólo existen contrapesos que no logran ser suprimidos completamente, sino que cuando se ha intentado la supresión absoluta de éstos, nunca ha sido sostenible en el largo plazo. La oposición siempre resurge, se quiera o no.

  1. Por otro lado, el poder ilimitado no supone tan sólo el poder suprimir al adversario, incluso físicamente, sino lograr que su capacidad de pensamiento y crítica se anule de forma absoluta, lo que puede lograrse tan sólo en el corto plazo y con pocos individuos. La capacidad del hombre para seguir siendo hombre es suprema, afortunadamente.

  1. En Venezuela no existe, en la actualidad, un poder de tal naturaleza, aunque comienza a configurarse. El poder se ha asumido, por parte de la ANC, como total en el ámbito jurídico, político, económico, financiero y constitucional. Conceptualmente, de eso se trata todo proceso constituyente, de cambiar todo el orden social vigente.

  1. A simple vista, no hay límites jurídicos para el poder ilimitado. Esto es cierto, en tanto que cualquier ley o constitución, de cualquier índole, puede salir de su seno. Pero seamos sinceros: sociológicamente, a los venezolanos nos importa muy poco el cumplimiento de la ley y menos aún de la constitución, siendo que la brecha entre lo escrito y lo real es sumamente grande. Así nacimos como República y así continuaremos.

  1. Apelemos entonces al posible límite que constituye el paradigma de los DDHH. Reconocidos universalmente, son el más grande logro de nuestra civilización y un límite superior a cualquier orden jurídico interno y así lo reconoce la constitución de 1999. Al respecto, cabe recordar que Venezuela ha denunciado instrumentos internacionales como la Corte y la Comisión Interamericana de DDHH y evalúa su salida de la OEA. Los límites al “poder ilimitado” no están por aquí.

  1. Los límites al “poder ilimitado” de la ANC los encontramos en:

  • La constante opinión pública internacional adversa, en especial la calificación de “dictadura”, que preocupa sobremanera al gobierno y a la ANC, los ha hecho cambiar más de una vez de parecer y retroceder en decisiones ya tomadas.

  • A nivel interno, los límites que coloca la oposición han resultado inefectivos, lo mismo que la protesta de calle. Así, al chavismo lo controla el chavismo, es decir, los intereses internos que se le contraponen y que pocas veces son públicos.

  • Es evidente que el gobierno controla a la ANC, a pesar de que éste se haya jurídicamente “subordinado”. El poder constituido controla al constituyente. Por otro lado, la vinculación partidista de la mayoría de los miembros de la ANC es capaz de limitar no sólo la acción individual, sino también la de todo el órgano.

 

  • La ANC puede tener la intención de mejorar la gestión económica, pero su extrema expresión ideológica, su persistencia en errores anteriores en la política económica y su hermetismo político, le impiden negociar sobre bases firmes, lo que es un uno de sus principales límites.

 

  • Las sanciones financieras internacionales, en especial las aplicadas por Trump, constituyen un límite para la acción de la ANC, en cuanto que menos recursos implican menor capacidad de actos constituyentes o de políticas efectivas.

  • La asociación financiera, combinada imprudentemente con alianzas políticas, permite que el Estado venezolano en su totalidad, así como la ANC, se encuentre limitado económica y políticamente por países como China y Rusia.

Esperemos que antes que la política, la ley o los factores financieros y políticos internacionales, el principal límite al “poder ilimitado” sea el pensar y el actuar de forma razonable.

Anuncios

Autor: Global Libertas

Es este un espacio para la reflexión política y económica del más alto nivel y profesionalismo, que tiene por objetivo hacer una contribución a la comprensión de nuestras complejas realidades, propiciando así la búsqueda de soluciones racionales a la grave crisis de gobernabilidad democrática y crisis económica venezolana. Nuestro norte es la comprensión para las soluciones prácticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s